El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A veces charlatán, otras lacónico, cachondo para unos, maestro para otros, más intuitivo que intelectual y con curiosidad innata hacia los sonidos, no soy sospechoso de acatar los adoctrinamientos de las vanguardias, ni de caer en las redes del pop, si bien disfruto de ellos y los practico en la proporción que considero justa. Me repelen la repetición constante, la vacuidad de los modernos y el engolamiento de los teóricos. Encuentro arte por todas partes, aunque reconozco que lo sublime (Vermeer, Bach, Bartók, Billy Wilder, Álvaro Mutis…) me arrebata.