10 Sep

Modelos para armar

Modelos para armar

Suite sinfónica dirigida a los jóvenes

Todo surgió del encargo que el Festival de Música de Canarias me hizo de realizar una obra para orquesta dirigida al público más difícil y desconectado de la música sinfónica que conocemos: los jóvenes comprendidos entre 13 y 17 años. Debía ser una obra que pudiera ofrecerse en público de dos maneras distintas: una en versión didáctica para jóvenes (con narración, ejemplos, participación…) y otra en la forma habitual de obra sinfónica en concierto. Me puse a trabajar y así surgió Modelos para armar.

En estos Modelos para armar, sin embargo, me propuse desde un principio buscar algunos caminos para que los adolescentes ahonden en su comprensión del lenguaje musical de la manera más sencilla posible: estableciendo relaciones entre música y sentidos, narraciones, arquitectura… Intenté que, quienes la escuchen, “afilen” su oído, parándose a diferenciar orquestaciones, a distinguir las transformaciones que sufren unos modelos musicales, que entiendan y vivan las tensiones y relajaciones que soporta la música, recorriendo, de paso, un camino hacia la abstracción, partiendo de descripciones, impresiones y evocaciones.

[1] A 1 – Bárbaro

[2] «¡Qué barbaridad!…»

[3] Bárbaro desarrollado

[4] «¿Os habéis dado cuenta…»

[5] A 2 – Sabroso

[6] «Como habéis podido comprobar…»

[7] Sabroso concentrado

[8] «¿Habéis oído bien?…»

[9] A 3 – Suave

[10] «No cabe duda…»

[11] B – Menú menudo: Ensalada. Guiso, Postre

[12] «¿Habéis seguido el orden de los modelos?…»

[13] C 1

[14] «Después del Amanecer viene la Mañana…»

[15] C 2

[16] «Llega la tarde tranquila…»

[17] C 3

[18] «Noche movida…»

[19] C 4

[20] «Después de la juerga nocturna…»

[21] C 5

[22] «Tenemos un corto Sueño…»

[23] C 6

[24] «Por último, vuelve el Reposo absoluto». C 7

[25] «Este Recorrido musical por un viernes cualquiera…»

[26] C – Rondó de un viernes cualquiera: Amanecer. Mañana. Tarde. Noche. Cama. Sueño. Reposo

[27] «Con la siguiente manera de armar» D 1

[28] D 2

[29] «Entra el primer joven en la siniestra cueva».

[30] D 3

[31] «La admiración que sentimos…»

[32] D 4

[33] «Al rato, volvemos la cabeza y…»

[34] D 5

[35] «Pero tenemos que continuar adelante…»

[36] D 6

[37] «Descansamos un momentos…»

[38] D 7

[39] «El rito continúa igual».

[40] D – Un extraño rito: ¿qué se pierde? ¿qué se acerca?

[41] «Este extraño rito…»

[42] E – Construcción piramidal con gran silencio

[43] «Ya sólo nos queda ponerle a todo esto un buen final…»

[44] F – Modelos armados siguiendo un esquema musical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.