10 Ago

22 ¿Qué es lo que más nos gusta?

Programa radiofónico  nº 22 de “Sonido y Oído”, realizado por Fernando Palacios para Radio Clásica de RNE en el año 1991/92.

PODCAST disponible aquí

Intentamos contestar esta complicada pregunta con la ayuda de tres preciosos libros: ‘El compositor en el aula’, de Murray Schafer; ‘Cómo escuchar un concierto’, de Jorge D’Urbano y ‘El pensamiento musical’, de Carlos Chávez. También hay encuestas y alguna que otra conclusión.

– A mí me gusta la música romántica sobre todo.

– A mí me gusta la música romántica, porque me transporta a otros mundos y me siento extasiada y… en fin, me olvido de mí misma

– Pues a mí me gusta la música clásica también, porque me gusta también. Y la pop también, algunas canciones.

– Bueno pues a mí me gusta la música clásica por lo que representa y porque me gusta, o sea, porque sí, porque desde pequeñito la escucho. Y me gusta el rock porque sí, porque hay cosas que me gustan porque lo escucho, porque se lleva. Pero no me gusta en exceso. O sea, la música clásica tiene una cosa que es que me gusta y se queda, mientras que en el rock me puede gustar una canción, otra, pero pasan. Me pueden gustar, yo que sé, un mes, pero nada más

– Pues a mí me gusta mucho la salsa, porque es muy rítmica, tiene muchas combinaciones de timbres rítmicos. Bueno pues por eso es lo que más me gusta, porque también tiene algo de melodía variada aunque las letras son un poco horteras. Pero bueno, está bien, se puede bailar, se puede cantar, se puede acompañar con instrumentos y me divierte y me gusta.

– Bueno, pues la que más me gusta ahora mismo, porque igual mañana me gusta más otra, es una que se llama “Jalousie” y que dice: tarirará tirará…etc. Bueno y me gusta porque es muy bonita y porque me gusta ¿yo que sé?

– A mí lo que más me gusta es el tango. Lleva muchísima pasión y me encanta

– Eh, bueno, me gusta mucho la música de percusión o la que está relacionada con ella, por ejemplo, los carnavales de Sudamérica, porque transmiten una emoción muy directa y llega muy rápido.

– Pues entre muchas músicas a mí ahora mismo la que más me gusta es la música africana, porque es una música que está muy cercana a los orígenes de la vida y por lo menos allí en muchos lugares la siguen manteniendo, y por eso tiene muchísima fuerza, a parte de mucha belleza

– Bueno pues a mí la música que más me gusta pues es el impresionismo, porque me resulta una música muy sugerente y muy abierta.

– Bueno pues a mí me gusta como compositor Bach, porque pienso que es el mejor de todos los compositores, por lo menos para mí.

– Yo adoro la música contemporánea de mi país, que yo soy húngara. Y concretamente Bartók, porque aparte de tener los motivos de las canciones folclóricas húngaras, también tiene el mensaje universal de la música

– ¿Qué me gusta a mí? ¡Yo que se! A mí de tó: los Chunguitos, los Chichos, Luis Cobos y me lo monto bien así, ¿me entiendes? Y también me va un poquito el AC-DC, Iron Miden y tal. Pero vamos, bien, sí.

– Bueno a mí la música, el estilo que más me gusta de música es el estilo cósmico, aquél que intenta desarrollar el hombre para relacionarse con el cosmos

– Pues evidentemente me gusta mucho Tom Waits, porque me gusta como canta, me gusta como compone. Me gusta todo.

– A mí me gusta el rock sinfónico, porque me recuerda ahora mis tiempos en que me daba por cogerme rollos psicodélicos con Pink Floyd y Génesis. La verdad es que me trae recuerdos muy buenos.

– A mí me gusta la música de Queen, música que no podremos volver a escuchar.

– A mí me gusta Bruce Springsteen porque es muy bueno, es un músico muy bueno

– Me gustan las jotas de mi tierra, soy de Guadalajara y la verdad es que cuando oigo esta música me emociono un poquillo. Y bueno, me gusta bailarla, hacer lo que puedo, que tampoco mucho.

– Pues a mí me gusta el jazz, el jazz y el flamenco. Le veo muchas similitudes y raíces por ejemplo, sobre todo raíces

– Pues yo la música que más escucho es la música clásica, sobre todo música de flauta ya que es el instrumento que yo toco y entonces puedo aprender un montón de cosas. Y además es la música que más me llega, al fin y al cabo, y que de alguna manera más entiendo

– A mí me gusta toda la música porque creo que cada estilo de música te puede aportar un montón de ideas nuevas.

– Pues todo tipo de música con un mínimo de calidad y lo que no me gusta en absoluto es todo tipo de ruidos y estruendos del rock, el po, y bacalaos, etc.

– Pues a mí me gusta toda la música, siempre y cuando sea buena o muy buena o buenísima

¿Por qué a unos nos gusta un tipo de música y a otras personas otro? ¿Es normal que nos puedan deleitar músicas muy distintas? ¿Cómo podemos llegar a disfrutar con lo desconocido? ¿Podemos gozar de todas las músicas? ¿El gusto se modifica? Éstas son preguntas que casi todos nos hacemos constantemente. Aunque es muy difícil contestar perfectamente a todas ellas, en la media hora de nuestro espacio voy a procurar esclarecer un poco este asunto tan espinoso con la ayuda de tres grandes músicos que ahora os comentaré. Hoy nuestro programa trata de  ¿QUÉ  ES  LO  QUE MÁS  NOS  GUSTA? ♫

El primero de los músicos elegidos para que nos eche una mano es el compositor y pedagogo canadiense Murray Schafer. En el año 1965 este extraordinario músico estuvo dando clase a jóvenes y sus experiencias se reflejaron en una serie de libros muy interesantes. El primero de estos libros se titula: El compositor en el aula. El primer día de clase Murray Schafer preguntó a sus alumnos por su gusto musical. Les pidió que le dijeran qué tipos de música les gustaban más y cuales les gustaban menos. El resultado fue éste: las músicas que más querían eran el jazz, la música popular, la música de cámara, la ópera, el country, la música de bandas, las comedias musicales y los temas favoritos de música ligera. Las músicas más rechazadas por los alumnos eran: la música folclórica, la ópera, el jazz, la música contemporánea, la música electroacústica, la música sinfónica y el country. Después de esto, profesor y alumnos estuvieron mucho rato hablando. De entre las interesantes conclusiones que sacaron he seleccionado las nueve siguientes ♫

“Cada persona tiene gustos diferentes en música. Esto es estupendo porque demuestra que existen muchas personalidades diferentes y un tipo especial de música para cada personalidad”

“A cada persona le pueden gustar varios géneros musicales. Uno no puede ser comunista y capitalista a la vez, ni musulmán y católico juntamente, pero con el arte no sucede de la misma manera. Se pueden descubrir cosas nuevas, aunque te sigan gustando las anteriores”

“La música de Mozart iba dirigida a la fina aristocracia europea de hace dos siglos. El jazz sin embargo empezó como expresión musical de los esclavos negros de Norteamérica. Nosotros no somos ni aristócratas ni esclavos, y sin embargo nos pueden gustar mucho estas dos músicas”

“A los profesores les suele gustar la música de cámara y a los alumnos los éxitos del pop-rock. Parece ser que hay diferentes clases de música para diferentes clases de gente. Esto suele ocurrir, pero hay que tener en cuenta que no siempre es así”

“No es bueno que los profesores se nieguen a oír los éxitos del pop-rock, ni que los alumnos rechacen la música de cámara. La música no es propiedad privada de cierta gente. Cada pieza musical fue escrita para todos los hombres”

“Tener curiosidad por la música es síntoma de buena salud. Si alguien quiere descubrir música interesante tendrá que buscarla”

“A la persona que durante toda la vida sólo le gusta el mismo tipo de música sin entusiasmarse por otro, es un caso paralizado, lisiado, consumido. Esa persona tiene detenido su desarrollo”

“Para desarrollar el gusto es necesario curiosidad y valentía. Curiosidad para ir en busca de lo nuevo, de lo oculto. Valentía para desarrollar el gusto personal sin reparar en lo que los demás puedan decir o pensar”

“Escuchar música bien seleccionada ayudará a hacer surgir lo personal y original que se encuentra en cada uno de nosotros”

Así terminó la primera clase que dio Murray Schafer a sus alumnos de Canadá ♫

Nuestro segundo invitado de hoy se llama Jorge D’Urbano y es un crítico musical argentino que editó un libro en el año 1953 titulado Cómo escuchar un concierto. El último capítulo de este precioso libro se llama Apreciación musical. De él he seleccionado unos cuantos fragmentos ♫

“Un grupo de personas puede conversar sobre cualquier tema por raro que sea y llegar a grandes acuerdos. Se intercambian ideas y todo suele ir bien. Pero como alguien diga algo sobre su gusto se acabó la armonía y apareció la discusión. Lo que para unos es bonito para otros es feo. Si uno dice que una música es sublime otro dice que es pesada. Al final de la discusión nadie cede ni un milímetro de su opinión. Si a alguien le faltan palabras para discutir siempre le queda un último recurso, dice aquello de ‘‘es cuestión de gusto”

“Cuando una persona da una opinión que se basa en el gusto, ya no se puede seguir conversando. Lo normal es que si a alguien no le gustan las manzanas, o Picasso, o Chopin, es imposible que nadie le convenza de otra cosa. Cuando una persona dice ‘‘es posible que tengas razón, pero a mí no me gusta’’, ahí se acabó el intercambio de ideas. Ha salido el gusto a relucir para terminar con la conversación. Sin embargo creo que el gusto se puede educar y variar”

 Os voy a contar algo que me ha pasado a mí, bueno esto le ha pasado a Jorge D’Urbano, que es el autor de estos textos:

“Mi entrada en la música fue la ópera. De niño me llevaron a espectáculos de ópera italiana que me gustaron muchísimo. Sin embargo, la primera vez que escuché a Wagner me salí del teatro. No le veía ni belleza ni nada que me atrajera ♫ Un día, de repente, se produjo el milagro y me empezó a apasionar Wagner. No se por qué. A partir de entonces las óperas italianas me parecieron ñoñas, sin sal, sólo me gustaba la grandiosa música de Wagner ♫.

Después me empezó a gustar la música sinfónica y abandoné a Wagner. Pero cada vez me gustaban más cosas. Me emocionaba Beethoven, pero también Schumann y Händel y Mozart. Después vino la música de cámara, la contemporánea, etc. Pero cuando creía que ya había abarcado toda la música, me di cuenta de que tenía que volver a mi niñez y recuperar las músicas que había abandonado: las óperas italianas, Wagner y todo aquello. Ahora sí, ahora puedo elegir lo que más me gusta en cada momento. Y todavía me queda mucho camino por delante. Reconozco que ahora soy más feliz

“El gusto es variable. Está sometido a diversas influencias, o sea no es siempre igual y puede ser mejorado y refinado. Lo importante es que cada persona sea capaz de sacar las diferencias de las cosas sobre una base. La reacción ante una obra de arte puede siempre ir avanzando”

“La diferencia entre un aficionado a la música y otro que no lo es, está en que el aficionado acostumbra a estar muchas veces en compañía del mundo de los sonidos. El otro no. Saber disfrutar de la música no es un regalo de la naturaleza, sino un premio de la inteligencia”

“Muchas veces se dice: ‘‘me gusta la música pero no la entiendo’’. ¡Cómo si entender fuera privilegio de unas pocas personas con grandes inteligencias! Nada más lejos. Lo que ocurre es que hay que desarrollar un poco la concentración y la memoria. Hay personas que son capaces de estar tres horas jugando a las cartas, concentradas, acordándose de todas las cartas que han salido, y son incapaces de concentrarse diez minutos en una sonata. Esas gentes suelen considerar a la música sólo como una distracción y pasatiempo, y no como una vivencia artística. El día que se den cuenta de que el arte es una de las manifestaciones más importantes de la humanidad, entonces observarán la música, la plástica, la poesía y el resto de las artes con más atención que un partido de futbol”

Esto es lo que viene a decir Jorge D’Urbano en su libro Cómo escuchar un concierto.  ¿Os ha gustado? ♫

Bien, vamos con el tercer músico del día. Es el compositor mejicano Carlos Chávez. En el año 1959 dio unas conferencias en la Universidad de Harvard. La última se llamaba El goce de la música y de ella he entresacado algunas ideas ♫

“El goce de la música y, en general, el goce del arte es uno de los privilegios especiales del que uno puede nunca puede estar bastante agradecido. Gozar del arte es uno de los atributos más altos del espíritu humano. Y lo tienen todas las personas, no se le niega a ninguna. Las que tienen menos, siempre pueden aumentar la capacidad de deleitarse con el arte”

“Cuando una persona escucha música vuelve a vivir las mismas sensaciones que tuvo el compositor. El oyente, el oyente de verdad no es pasivo, es activo, escucha activamente. Cuanto más activamente oye, más intensamente, más inteligentemente, comprende más cosas y por lo tanto disfruta más”

“Una persona musical es la que sabe distinguir todo lo que ocurre en la música: el ritmo, la melodía, la armonía, la forma, los temas. Cuantas más cosas sea capaz de oír más musical debe ser considerada”

“El valor de una obra de arte, es decir, su belleza está en las posibilidades de darnos felicidad”

Y escuchando estas hermosas palabras de Carlos Chávez hemos llegado al final de nuestro programa ♫ Hemos de dar las gracias a los músicos que nos han ofrecido sus palabras: a Murray Schafer, a Jorge D’Urbano y a Carlos Chávez ♫ Voy por último a resumir lo que decían nuestros invitados en cinco breves puntos ♫

– Todos podemos gozar de la música.

– La música no acaba en el pop-rock, sino que hay otras muchas cosas estupendas.

– El gusto se puede modificar perfectamente.

– Hay que arriesgarse a disfrutar con lo nuevo; es una aventura magnífica.

– El arte proporciona felicidad ♫

Espero que haya servido para algo este programa. Carlos Arévalo, que estuvo en el control, también lo espera ♫

Hasta el próximo espacio, adiós y adiós ♫

© Fernando Palacios

Curriculum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.